"UN MOVIMIENTO DE IGLESIAS

DE INTIMIDAD CON DIOS

Y AVIVAMIENTO"

NUESTRA VISIÓN

Una red internacional de iglesias de intimidad con Dios en avivamiento e iglecrecimiento, transformando ciudades y naciones.

NUESTRA MISION

NUESTRA MISIÓN

1. Enseñar y modelar la intimidad con Dios como el ADN principal de la vida de la iglesia.

2. Enseñar y modelar la vida de fe, oración, adoración e intercesión como el fundamento para el iglecrecimiento.

3. Formar líderes con ADN de intimidad y multiplicación, el carácter de Cristo y la unción del Espíritu Santo.

4. Conectar, equipar y movilizar iglesias locales en el continente con visión de unidad, avivamiento y multiplicación.

¿Por qué hablar de "intimidad con Dios" con pastores? ¿No se supone que ellos viven en permanente contacto/cercanía con Dios?

La mayoría de los pastores hemos aprendido a tener relación con Dios, pero muy poca intimidad con Él, y no es lo mismo tener relación a tener intimidad. Hay cuatro niveles de intimidad con Dios: Relación, Comunión, Adoración y Amistad, y el nivel más alto y profundo de ellos es el de la amistad. Sin embargo, muchos nos quedamos y conformamos tan sólo con el nivel de relación, y a veces ni siquiera es una relación agradable, sino más bien una relación transaccional con Dios en donde sólo hay intereses de nuestra parte. Es así como nos quedamos en un nivel básico de relación con Dios en donde no hay crecimiento ni madurez como adoradores y los resultados son siempre los mismos por mucho tiempo.

PR. RAÚL JUSTINIANO

Fundador Movimiento Internacional

"Intimidad con Dios"

Pero si nuestra relación con Dios es agradable y creciente, nos asciende a otro nivel; nos lleva a tener comunión con Él y a tener una vida de unidad con Cristo, en donde es que empiezan a suceder cosas grandes y mayores. Y si permaneces en comunión y unidad con Dios, esto nos lleva al siguiente nivel de intimidad a través de una vida de adoración, cuyo mayor anhelo es el de vivir para agradarle y honrarle.

Y el nivel más alto de intimidad es amistad con Dios. Dios está buscando amigos, y si le entendemos a esto nuestra vida cambia drásticamente, y por ende, la historia y vida de nuestra iglesia.

¿POR QUÉ INTIMIDAD CON DIOS?

¿Qué relación hay entre la intimidad con Dios y la vida práctica de la iglesia? (Reuniones, ministerios, misión y visión, etc.)

La intimidad con Dios no es simplemente un programa o estrategia, sino más bien la vida espiritual que debería tener la iglesia, y esto debe ser modelado por su liderazgo. Esta intimidad con Dios, cuando es verdadera, produce pastores y líderes sobrenaturales, y por lo tanto, produce una iglesia sobrenatural en permanente avivamiento. Una iglesia donde es normal ver sanidades, milagros, liberaciones, y tener crecimiento y visión de ciudades y naciones.

Entonces la relación que hay entre intimidad con Dios y la vida práctica de la iglesia es que la intimidad con Dios es lo que genera la gracia y la unción para todo emprendimiento y actividad que tenga la iglesia. Es como una potencia para todos los ministerios, trayendo lo explosivo y acelerando los procesos.

Esa ha sido nuestra experiencia como iglesia desde que la intimidad con Dios se volvió nuestra médula y cultura espiritual, creciendo en cantidad y calidad, hasta diez veces más en sólo siete años; convirtiéndonos en una iglesia de oración 24/7 desde hace cinco años y sanando la historia negativa de nuestras familias e iglesia.

Somos una iglesia de intimidad y no de actividad, PERO la intimidad con Dios produce actividades poderosas.

  ​

¿Cómo puede un pastor enseñar a su congregación el camino a una mayor intimidad con Dios?

Como lo mencioné antes, la vida de intimidad con Dios debe ser modelada. No es sólo un plan, estrategia o receta, sino que es una vivencia diaria que empieza con un nivel profundo de humillación espiritual, cada día.

Una iglesia de intimidad con Dios se construye con un liderazgo comprometido a la santidad y la vida del Lugar Santísimo, y que ha aprendido a pastorear o liderar desde ese lugar… desde su comunión diaria con Dios y su vida de unidad con Cristo.  

Como digo yo: “El pastor es la clave o el clavo", y para construir una iglesia de intimidad con Dios es a veces necesario vivir un proceso espiritual, donde la prioridad número uno es la comunión íntima con Cristo y Su Santo Espíritu. Esto te lleva a desarrollar un carácter espiritual y por lo tanto, la cultura espiritual de Jesús.

 

¿Cuáles podrían ser algunos obstáculos en el camino de un pastor y su iglesia hacia una intimidad más profunda con Dios?

Hay muchas cosas que pueden interferirnos. Cuando se trata de los pastores y liderazgo algunas razones son: el tener un corazón disperso, una mente dividida que lleva a tener una vida débil, un carácter mal formado por malos hábitos… El tener más perspectiva terrenal que celestial, el no ser intencionales con nuestra vida de oración, el conformismo y falta de aspiración por conocer a Dios más de cerca cada día…

Muchas veces también el liderazgo tiene un espíritu dormido para la intimidad con Dios, pero están bien despiertos para otro tipo de actividades. Esto lleva al activismo; a una vida de iglesia muy centrada en las actividades y programas… “servicio-céntrico” y no “pies-céntrico”, lo cual era la diferencia entre María y Martha. Nos centramos en resolver problemas, en el logro y resultados, en vez de enfocarnos en la comunión con Él.

Todas estas razones son un tema de prioridades desordenadas y eso muchas veces resulta en religiosidad, con una rutina espiritual estancada.

Nuestro anhelo debe ser el tener una vida, personal y de iglesia, con más olor y sabor a cielo, que a tierra.

 

“Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado." (1 Corintios 2:2)

¿Qué puede esperar (expectativas positivas) un pastor —y una iglesia— que hoy decide avanzar hacia la intimidad con Dios?

Los frutos de una vida e iglesia de intimidad con Dios son siempre positivos y poderosos, empezando por el tener una vida que realmente agrade y satisfaga a Dios. Hay también mucha revelación para la acción, lo cual es fundamental! Especialmente hoy en día cuando vemos mucha acción SIN revelación.

La iglesia de intimidad con Dios se convierte en una iglesia con un púlpito fuerte; los pastores y líderes siempre tienen vino nuevo. Ellos y toda la iglesia están tan conectados al corazón de Dios que son sensible a Su fluir.

​El evangelismo y discipulado son masivos y un estilo de vida, por lo que la iglesia es siempre floreciente, abriendo nuevas obras donde hay reproducción y multiplicación. Y Dios usa a la iglesia de intimidad con Él para alto impacto transformacional, ya que esta iglesia es sensible a las necesidades de su ciudad y nación.